La Resiliencia

¿Qué es la resiliencia?

He escrito un libro llamado “Resiliencia” donde trato en detalle la Resiliencia, las características de una persona resiliente, así como las formas de mejorar cada una de las características. Al final del libro cuento mi historia personal para que veas cómo a lo largo de mi vida y mis circunstancias adversas he ido creciendo y me he ido haciendo cada vez más resiliente.

También si necesitas ayuda para afrontar tu situación actual ponte en contacto conmigo porque te podré ser de gran ayuda. He hecho coaching, cursos de formación y he dado conferencias.

Descarga Libro GratisDescarga Libro Gratis

Definición

La palabra resiliencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada. También indica volver a la normalidad.

Resiliencia es un término que deriva del verbo en latín resilio, resilire, que significa «saltar hacia atrás, rebotar».

La resiliencia es una aptitud que adoptan algunos individuos que se caracterizan por su postura ante la superación de una adversidad y de mucho estrés, con el fin de pensar en un mejor futuro.

No todas las personas poseen esta característica, aunque tampoco se relaciona totalmente con la genética.

Muchas veces esta habilidad es desconocida por el individuo y la descubre únicamente cuando se encuentra en medio de una situación difícil que logra superar gracias a su postura de lucha y de seguir adelante. Muchas personas tienen resiliencia en momentos que creían que no iban a ser capaces de soportar esa circunstancia adversa, y que se iban a hundir en sus emociones negativas. Dado el momento, muchas personas son capaces de pasar por una situación extrema o traumática y resistir a ella, e incluso, salir fortalecido.

Desde la neurociencia, la resiliencia y la capacidad de crecimiento que ésta aporta se debe a la  plasticidad del que le permite desarrollarse a lo largo de toda la vida y por tanto ante nuevas experiencias se producen nuevas conexiones neuronales que hacen que la persona crezca con las circunstancias, que adquiera nuevas herramientas y que esté mejor preparada para el futuro.

Algunos sinónimos que se pueden emplear para indicar la palabra resiliencia son fortaleza, invulnerabilidad y resistencia.

Ser resiliente no es incompatible con sentir emociones negativas. Podemos sufrir y sentir emociones negativas (como ansiedad, tristeza, ira y miedo) y ser unas personas resilientes. Sin embargo, una persona resiliente no se deja poseer por estas emociones negativas, sino que es capaz de controlarlas en los momentos en los que necesita utilizar sus recursos para ponerle solución a sus problemas. Una persona resiliente cuando se cae, se vuelve a levantar y ante la adversidad la encara como parte de la vida.

Esta es la visión occidental de la resiliencia, pero si se tienen todas las características de la resiliencia, sobre todo la aceptación del pasado, presente y futuro, no debería haber ni estrés ni sufrimiento, esto lo desarrollo más en mi historia personal.

De la persona resiliente diremos cosas como:

  • “Es increíble la capacidad que tienes para levantarte tras las caídas”
  • “Me sigue pareciendo alucinante cómo te has repuesto tan rápido después de lo ocurrido”
  • “Está hecho de una madera especial”
  • “Otro en su misma situación no hubiera sido capaz de conseguirlo”
  • “No se cómo lo has hecho, eres un crack”
  • “Yo no hubiera aguantado ni la mitad que tu”
  • “Te tumban y te levantas fortalecido”

La resiliencia no es solo la capacidad de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas, convirtiéndonos en personas aún más fuertes de lo que éramos antes. Ejemplos de personas altamente resilientes y que son inspiración de todos pueden ser:

  • Nelson Mandela. Fue un abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo sudafricano que presidió el gobierno de su país de 1994 a 1999. Fue el primer mandatario negro que encabezó el poder ejecutivo, y el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país.
  • Victor Frank. Fue un neurólogo, psiquiatra y filósofo austriaco, fundador de la logoterapia y del análisis existencial. Tras pasar años en los campos de concentración nazis donde perdió a toda su familia, siguió adelante y publicó el bestseller “El hombre en busca de sentido”.
  • Fue el dirigente más destacado del Movimiento de independencia de la India contra el Raj británico, para lo que practicó la desobediencia civil no violenta, además de pacifista, político, pensador y abogado hinduista indio.

Cuando tienes capacidad de resiliencia, aprovechas tu fuerza interior para reponerte de un contratiempo o un desafío, como la pérdida de un empleo, una enfermedad, un desastre o la muerte de un ser querido. Si careces de resiliencia, es posible que te obsesiones con los problemas, te victimices o te sientas abrumado, o recurras a mecanismos de afrontamiento poco saludables, como el abuso de sustancias, los trastornos alimentarios y los comportamientos de riesgo.

La resiliencia no hará que tus problemas desaparezcan, pero puede darte la capacidad de ver más allá de ellos, de disfrutar de la vida y de controlar mejor el estrés. Si no eres tan resiliente como te gustaría, puedes desarrollar y aprender habilidades para aumentar esta capacidad.

La resiliencia no significa soportar algo difícil siendo estoico o atravesar la situación solo. De hecho, ser capaz de buscar el apoyo de otras personas es un componente fundamental de la resiliencia.

La resiliencia implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles. Y no se trata de una simple disquisición terminológica, sino de una manera diferente y más optimista de ver el mundo, ya que son conscientes de que después de la tormenta llega la calma. De hecho, estas personas a menudo sorprenden por su buen humor y nos hacen preguntarnos cómo es posible que, después de todo lo que han pasado, puedan afrontar la vida con una sonrisa en los labios.

Hay personas que son resilientes porque han tenido en sus padres o en alguien cercano un modelo de resiliencia a seguir, mientras que otras han encontrado el camino por sí solas. Esto nos indica que todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias.

Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar las situaciones difíciles y estresantes.

El estrés es acumulativo, circunstancias consecutivas que tengan características estresantes pueden llevar al cerebro a generar más cortisol de lo habitual, por lo que se incrementa el estado de alerta, y esto de forma continuada afecta al sistema inmunológico, atentando contra la resiliencia. En resumen: el cortisol atenta contra la resiliencia. Fortalecer nuestra resiliencia también repercute por tanto en el estado de salud física.

Tipos de resiliencia

Existen 3 tipos de resiliencia

1. Resiliencia natural

Este tipo de resiliencia hace referencia a una fuerza vital innata. Las personas resilientes naturalmente tienen una tendencia espontánea a explorar, aprender, jugar… Son personas que aprenden de los errores que cometen y aceptan el fracaso y la pérdida como parte de la vida.

2. Resiliencia adaptativa

Esta resiliencia es aquella que se pone en marcha cuando las circunstancias requieren adaptación o cambio. Los momentos duros de la vida son los que nos obligan a construir este tipo de resiliencia, que permite a la persona crecer ante la adversidad y obtener un aprendizaje de las experiencias dolorosas.

3. Resiliencia aprendida

La resiliencia aprendida es aquella que resulta de un aprendizaje intencional. Es la resiliencia entrenada, que se obtiene mediante técnicas y actividades. Por ejemplo, realizar ejercicios de respiración puede ser de ayuda para aumentar la resistencia al estrés.

Todos poseemos en mayor o menor grado los tres tipos de resiliencia. Sin embargo, cuando la capacidad de resistencia es baja es posible que aparezcan problemas de salud física y mental. Por ello, puede ser necesario desarrollarla.

Características de las personas resilientes

Una persona muy resiliente tiene las siguientes características. Para ser resilientes no tenemos por qué tener todas para adaptarnos bien a las situaciones y al cambio, pero si debemos contar con un gran número de ellas.

Muchas de las características están relacionadas con otras, he tratado de aislar cada una de ellas en un capítulo para ver cada una en profundidad.

Todas son entrenables y se pueden desarrollar, en cada capítulo veremos cómo. En mi opinión la mejor forma de entrenar la resiliencia es a través de la meditación pues mejora todas las características, mejorando además la salud física. Es por eso que en el último capítulo del libro hablo de la meditación, porque ésta ayuda a aumentar todas las características de la resiliencia y enseño a como meditar.

Las características son:

  1. Aceptación del pasado. El pasado nos persigue en el presente y nos impide avanzar hacia el futuro. Desarrollar esta característica es aceptar el pasado como fue, asumir que nos ha llevado a donde estamos y dejar de prestarle atención para avanzar hacia el futuro. El pasado no se puede cambiar, no podemos hacer nada con él, entonces, ¿por qué preocuparnos por el pasado?. Una persona resiliente acepta el pasado y se centra en trabajar en el presente con la mirada puesta en el futuro.
  2. Aceptación del presente. Es aceptar que las cosas son como son, que nuestras circunstancias son las que son y adaptarnos a ello. Tenemos que aprender a distinguir las cosas que podemos controlar y hacer algo con ellas y por tanto poner nuestra atención y energías en ellas, y las cosas que no podemos controlar, aceptarlas, sin resignación y sin victimismo. El momento presente es el único momento que existe, ya que el pasado se fue y el futuro no ha llegado. Pasado y futuro son constructos de la mente, mientras el Aquí y Ahora es el único momento que exite (el presente también es un constructo mental). Una persona resiliente ve los problemas como obstáculos a solucionar y busca las mejores formas de adaptarse a su situación, así como trata de encontrar oportunidades en cualquier circunstancia.
  3. Aceptación del futuro. El futuro es impredecible, hay tantas variables que lo determinan que no podemos saber qué va a ocurrir y esa incertidumbre nos da miedo. La falta de control sobre el futuro no sólo nos da miedo, sino que nos paraliza. Hay que aprender a vivir con esa falta de control y afrontar el futuro con confianza y esperanza y sobre todo confiando en uno mismo. Una persona resiliente no tiene miedo al futuro, pues es optimista, sabe que lo afrontará venga como venga y siempre saldrá fortalecido del mismo.
  4. Sentimiento de propósito. Tener sentimiento de propósito en la vida hace que seas más resiliente porque hay  algo que te mueve hacia adelante por encima de las circunstancias, porque es algo más importante que tú mismo.
  5. Autoconocimiento. El autoconocimiento es básico para una persona resiliente, pues debe conocer sus capacidades y limitaciones para afrontar el presente y el futuro y de esta forma poder tomar las opciones más realistas que le permitan avanzar en la vida.
  6. Autoestima. Una persona resiliente no sólo confía en ella misma para afrontar el presente y el futuro, sino que se tiene en buena estima, ayudándole a ser optimista.
  7. Proactividad. Una persona resiliente no deja que le pasen cosas, sino que hace que pasen cosas. Cuando le ocurren circunstancias fuera de su zona de control no se queda parada, es proactiva y busca soluciones a los problemas, pasando esto a ser obstáculos a solucionar.
  8. Flexibilidad. Una persona flexible acepta el presente, pasado y futuro, y es flexible ante las circunstancias que le toque vivir. Es por esto que encuentra soluciones y oportunidades donde otros no las ven.
  9. Tolerancia a la frustración y a la incertidumbre. Una persona resiliente no se frustra, aprende de las circunstancias. Lo que ha dependido de él, aprende de sus errores. Y lo que no ha dependido de él aprende a aceptarlo.
  10. Actitud positiva. Una persona resiliente tiene una actitud positiva ante la vida, ve el vaso medio lleno y es realista ante las situaciones. Ve el mundo lleno de oportunidades y no como un mundo de carencia y victimismo.
  11. Empatía. La persona resiliente es una persona empática que entiende a los demás, sabe como piensan y cómo sienten, y de esta forma encuentra mejores soluciones ante cualquier situación porque comprende a las personas.
  12. Aprender de los éxitos y errores. Una persona resiliente aprende de éxitos y errores y se toma la vida como un crecimiento personal, en la que cualquier circunstancia le trae algo positivo, que como mínimo es el crecimiento y el aprendizaje.
  13. Autocontrol. Una persona resiliente mantiene el control ante las situaciones, de forma que toma decisiones racionales viendo las circunstancias con perspectiva.
  14. Buena gestión emocional. La persona resiliente no se deja llevar por sus sentimientos, usa la cabeza a la hora de abordar sus situaciones. Es parte del autocontrol, pero el autocontrol va más allá, pues implica meter a la gestión emocional la conciencia, la racionalidad.
  15. Optimismo, esperanza y humor. Una persona resiliente es optimista por naturaleza ya que no le da miedo la incertidumbre del futuro y tiene la esperanza de que el futuro será mejor porque tiene confianza en sí mismo.
  16. Sociabilidad. Una persona resiliente es sociable y tiene relaciones más profundas de las personas que no lo son. Cuando necesita ayuda, sabe pedirla.
  17. Valores, espiritualidad y religión. Una persona resiliente tiene unos fuertes valores sobre los que toma sus decisiones en el presente y que le guían hacia el futuro que él espera.
  18. Autocuidado. La persona resiliente se cuida, duerme bien, hace ejercicio, cuida la mente, medita, se alimenta bien. Sólo así podrá estar preparado para cualquier circustancia.

 

Beneficios de la resiliencia

Existen muchos beneficios derivados de ser una persona resiliente como, por ejemplo:

  • Tener menos trastornos del estado del ánimo o depresión.
  • Saber hacerle frente a todo tipo de situaciones.
  • Vivir más satisfechos. Tienen una mejor percepción de su propia imagen, tienden a criticarse menos y tienen mentes más optimistas. Tienen menos estrés y lo gestionan mejor. Son personas más felices y encuentran su felicidad casi con independencia de sus circunstancias vitales.
  • Saben hacerle frente a los retos. Eficacia en situaciones de presión, esto se debe a:
    • Las personas resilientes son capaces de analizar de forma fría la situación problemática para extraer un aprendizaje de ella y, en la medida de lo posible, evitar que esta se repita. Es decir, pueden llegar a controlar sus emociones para poder centrarse en resolver el problema que se les presenta. Al tratarse de personas con un adecuado control de los impulsos, no se dejan llevar por arrebatos temporales ni pierden los papeles a la primera de cambio. Por ello, se caracterizan por desenvolverse muy bien en situaciones muy tensas y estresantes.
    • Las personas resilientes tienden a percibir la vida valorando los aspectos positivos, pero sin perder de vista la realidad. Lejos de fantasear o construir castillos en el aire, tienden a tener una percepción de la realidad muy ajustada.
    • Afrontamiento de las dificultades. Cuando alguien carece de capacidad para sobreponerse a la adversidad, es común que rehúya el problema y procure obviarlo sin buscar soluciones. Las personas resilientes se caracterizan por no huir de los problemas, sino que los enfrentan sin rodeos
  • Tener mejores resultados en el trabajo y en la vida diaria, esto se debe a:
    • Detección de oportunidades. Las personas resilientes son expertas a la hora de identificar oportunidades en el entorno, incluso cuando las situaciones que ocurren no son las esperadas. En general, se caracterizan por su proactividad y capacidad para tener una gran iniciativa ante la vida e interpretar el entorno de manera favorecedora y útil
    • Mejor manejo del conflicto. Alta tolerancia de la frustración. Las personas resilientes poseen una adecuada tolerancia a la frustración. Todos nosotros podemos experimentar frustración en determinados momentos de la vida, especialmente cuando las cosas no siguen el curso que deseamos. La diferencia que hace a alguien resiliente es su capacidad para canalizar esta frustración, de manera que el malestar no desborda a la persona en forma de un enfado intenso, inseguridad o bloqueo.
    • Las personas resilientes se caracterizan por no rendirse a la primera de cambio. A pesar de los errores y fracasos, tienden a perseverar en su esfuerzo desde la confianza y la tranquilidad, intentando no repetir los errores previos y adaptándose a los cambios que van surgiendo
  • Consiguen una mayor satisfacción en sus relaciones. Ayudar a las demás personas a tomar una actitud positiva ante la vida.
    • Aceptar a las personas sin criticarlas ni juzgarlas.
    • Relaciones sociales de calidad
    • Las personas resilientes tienden a formar mejores relaciones sociales dentro de su comunidad y por ello se encuentran más acompañadas y felices al disponer de una red de apoyo sólida. Tienen menos discusiones y cuando las tienen gestionan bien el conflicto
    • Efecto positivo en el entorno. La resiliencia no sólo favorece al propio individuo, sino que también repercute positivamente en las personas que le rodean. Quienes están cerca de una persona de estas características pueden contagiarse de su capacidad para lidiar con el estrés y salir más fácilmente hacia adelante
  • Gozar de mejor salud física y mental.
    • Las personas más resilientes suelen gestionar mejor sus emociones negativas y manejan bien las situaciones dolorosas. Su mayor capacidad para lidiar con el estrés contribuye a un mejor estado de salud y mayor esperanza de vida, al tomar mejores decisiones de autocuidado y no caer en comportamientos de riesgo como el abuso del alcohol y las drogas.

Libro gratis «La Resiliencia»

He escrito un libro llamado “Resiliencia” donde trato en detalle la Resiliencia, las características de una persona resiliente, así como las formas de mejorar cada una de las características. Al final del libro cuento mi historia personal para que veas cómo a lo largo de mi vida y mis circunstancias adversas he ido creciendo y me he ido haciendo cada vez más resiliente.

También si necesitas ayuda para afrontar tu situación actual ponte en contacto conmigo porque te podré ser de gran ayuda. He hecho coaching, cursos de formación y he dado conferencias.

Descarga Libro GratisDescarga Libro Gratis

Referencias

https://ecoembesempleo.es/persona-resiliente/

https://www.elpradopsicologos.es/blog/resiliencia-resilientes/

https://www.apa.org/topics/resilience/camino

https://www.iberdrola.com/talento/que-es-resiliencia-y-como-desarrollarla

https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/resilience-training/in-depth/resilience/art-20046311

https://www.areahumana.es/resiliencia/

https://psicopedia.org/8055/sobre-la-resiliencia/

http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0103-84862009000200014

https://www.psicologiamadrid.es/resiliencia-el-arte-de-recomponerse-en-la-adversidad/

https://www.nascia.com/que-es-la-resiliencia/

https://lamenteesmaravillosa.com/conoce-que-es-la-resiliencia/

https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-resiliencia-autoconfianza-flexibilidad-orientacion-logro-y-perseverancia-201710182215_noticia.html

https://www.redalyc.org/journal/440/44055139033/html/

https://www.significados.com/resiliencia/

https://es.wikipedia.org/wiki/Viktor_Frankl

https://es.wikipedia.org/wiki/Nelson_Mandela

https://es.wikipedia.org/wiki/Mahatma_Gandhi

https://medicoplus.com/psicologia/tipos-resiliencia

http://bioinformatica.uab.cat/base/documents/genetica_gen201617/portfolio/personalidad%20y%20genes2017_6_14D2_16_322017_6_16P13_5_43.pdf

https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/nuestra-personalidad-esta-escrita-en-los-genes-571548333781

https://www.webconsultas.com/noticias/mente-y-emociones/identifican-todos-los-genes-que-influyen-en-la-personalidad-humana

https://elpais.com/diario/2001/10/27/cvalenciana/1004210302_850215.html

https://psicopedia.org/8055/sobre-la-resiliencia/

https://www.iberdrola.com/talento/que-es-resiliencia-y-como-desarrollarla

https://www.areahumana.es/resiliencia/

https://www.nascia.com/que-es-la-resiliencia/

https://crimipedia.umh.es/en/topics/resiliencia/

https://www.psicoglobal.com/blog/resiliencia-como-desarrollarla

https://www.masscience.com/2016/08/18/que-es-la-resiliencia-y-cuales-son-sus-beneficios/

https://medicoplus.com/psicologia/beneficios-resiliencia

https://medicoplus.com/psicologia/tipos-resiliencia

 

Scroll al inicio

Descarga libro gratis de gestión del tiempo

Con el libro Recupera tu vida. Gestiona tu tiempo y energía, aprenderás no sólo a gestionar tu tiempo, sino a gestionar tu vida. Aprenderás cómo gestionar tu tiempo y tu vida para que dediques más tiempo a las cosas que realmente son importantes y así consigas cualquier objetivo que te marques y seas más feliz.