Agosto la lacra de España

He decidido escribir después de mucho tiempo este artículo, porque creo que deberíamos de entre todos trabajar para ser más competitivos y salir reforzados de esta crisis.

Nos dicen que no somos competitivos, y con independencia de lo que ocurra en el día a día, el comportamiento en España en los periodos estivales nos lastra enormemente.

En Agosto el país se muere, los organismos públicos, grandes empresas, pequeñas empresas, todo se para. Es imposible avanzar con papeleos, pero también es imposible poder avanzar comercialmente con los negocios de cada uno.

El problema no viene con sólo Agosto, sino durante los 2-3 meses de verano ya que avanzar en cualquier cosa como dependa de varias personas en una empresa, por las vacaciones del uno o del otro…  Se pierden mínimo 2 meses!.  Además todos somos conscientes de que los 15 días antes de las vacaciones de una persona y quizás 15 días después, es imposible avanzar con nuevas cosas.

Igualmente ocurre en Navidades y semana Santa. Transformémoslo en números:

Perdemos: 2 meses de verano + 15 días en Navidad + 10 días en semana Santa = casi 3 meses en total

3meses/12 = 25%

Es decir que solo por cómo gestionamos las vacaciones somos un 25% menos productivos que países donde este fenómeno no ocurre.

Increíble verdad?

Publicado en Blog, Economía.

2 Comentarios

  1. que piensas acerca de nuestra jornada de trabajo (ya sea jornada partida o intensiva) frente al modelo de 9 a 5?. Creo que ahí también hay tema, en cuanto a conciliación familiar, productividad, ahorro energético….

  2. Yo he trabajado durante varios años en UK. El problema principal que tenemos en España respecto a la jornada laboral es nuestra cultura latina, de los cafés, de hablar, etc.
    En UK hacía de 9 a 5 y no se hablaba de temas personales durante el trabajo y se hacía un café a la mañana de 5 min de reloj, donde hablabas de la parte personal. Si te ponías a hablar con alguien de temas no laborales o te dispersabas, era frecuente te cortasen y te hicieran ir al punto.
    Mientras a nivel profesional no cojamos este tipo de inercias, nuestra productividad no será como la de otros países y el problema es que choca con nuestra propia cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *