Emprender

El Lunes estuve en la Cámara de Comercio para ver qué requisitos había que hacer para montar un Spa. La verdad, a pesar de que la ventanilla única es un gran paso para hacer las cosas más fáciles, emprender en nuestro país es bastante desalentador.

Primero hay que realizar bastantes trámites, y cumplir con un muchas normativas, que para colmo ni ellos tienen claro cuáles se te aplican. Hay normativas estatales, de la comunidad y del ayuntamiento.

Ni siquiera pude saber qué tipo de local debía de buscar, ya que parece que la normativa dentro de un mismo barrio cambia de una casa a otra, es decir, que primero tengo que saber qué local quiero, y luego ellos me dirán si allí puedo instalar mi actividad o no y bajo qué condiciones.

Total que una vez que sepa que lo puedo montar en ese local, he de alquilarlo y empezar los trámites de aprobación del proyecto. Esto parece venir a durar entre 5-8 meses.

En resumen, al final pasa todo un año en trámites en el que pagas un alquiler y aún no has empezado tu actividad. Además te cobran bastantes impuestos.

Si pides ayuda, éstas son como mucho hasta 6.000€ y además te limitan en el tipo de sociedad y solo puedes acceder a ellas bajo determinadas circunstancias. Es decir que no te da ni para pagar los impuestos.

En esta situación, ¿cómo pretenden que emprendamos? ¿quién puede costearse casi un año de inactividad pagando un local?

Publicado en Blog, Emprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *