Agosto la lacra de España

He decidido escribir después de mucho tiempo este artículo, porque creo que deberíamos de entre todos trabajar para ser más competitivos y salir reforzados de esta crisis.

Nos dicen que no somos competitivos, y con independencia de lo que ocurra en el día a día, el comportamiento en España en los periodos estivales nos lastra enormemente.

Continúa leyendo

Cambios en la farmacia

Ya llevo 10 meses en el sector de la Farmacia y he de reconocer que está en un momento apasionante. Se vienen muchos cambios: receta electrónica, bajadas de márgenes, farmacias 24h, etc que asustan a todos los farmacéuticos.

Es cierto que vienen momentos más difíciles, pero en medio de tanta turbulencia estoy convencido que habrá un mar de oportunidades para quien las sepa aprovechar.

En mi caso lamentablemente no soy licenciado en farmacia, por lo que me tocará verlos desde el burladero.

He escrito un artículo al respecto:

Adaptarse a los nuevos tiempos

Que Cofares me ha pueblicado (en versión reducida y tras varias negociaciones sobre la longitud) en su revista el Mundo Farmacéutico.

Artículo Mundo Farmacéutico

España es más sensible a la subida de tipos

Este post completa al anterior, y me vino a la cabeza después de una conversación con un familiar sobre la posibilidad de que venga una desaceleración del ciclo económico.

Él me argumentaba que es cierto que el consumo está bajando y muchas empresas están viendo que sus pedidos son muy inferiores a otros años. Por lo tanto, al bajar el consumo, los precios deberían de estabilizarse, la economía enfriarse y por tanto los tipos de interés dejar de subir y con el tiempo incluso bajar.

Esto sería cierto si la subida o bajada de tipos dependiese del Banco de España, pero depende del Banco Central Europeo. Alguien podría alegar que lo mismo que está pasando en España está pasando en otros países y por tanto el anterior párrafo seguiría siendo válido.

Creo que la sensibilidad de España a los tipos de interés es mayor que la de otros países de la zona euro. El motivo es puramente cultural. En España por tradición tendemos a comprar en vez de alquilar y por tanto hay muchas familias hipotecadas y por tanto sensibles a la subida de los tipos.

Además en los últimos años han subido en España las viviendas y los precios mucho más que los sueldos en comparación con otros países. Esto ha hecho que la renta disponible (el colchón económico de los españoles) tras pagar nuestras deudas sea menor y por lo tanto nos veamos más ahogados cuando suban los tipos.

Viene una crisis?

Tras la crisis del mercado hipotecario Americano y las inyecciones de dinero de los bancos centrales para combatir la falta de liquidez, la mayoría nos preguntamos si se avecina una crisis que nos afecte directamente a nosotros.

Yo creo que sí, aunque es posible que aún tarde un año en llegar. Creo que afectará tanto a la bolsa como a la economía familiar.

Por un lado, la bolsa ha estado creciendo mucho durante los últimos años, y esta tendencia en algún momento se dará la vuelta. Este año estamos teniendo demasiados sobresaltos y se está perdiendo la confianza en la bolsa. Hay suficientes argumentos económicos para justificar el cambio de tendencia, luego es cuestión de tiempo que el ciclo alcista de la vuelta y se convierta en uno bajista, aunque espero que esto no haya ocurrido ya.

Por otro lado, creo que en España la economía (la que nos toca de cerca) se va a ralentizar. Para afirmar esto no me baso en datos económicos (que ya vendrán en los próximos meses), sino en la observación. Este año, aunque nos quieran hacer creer lo contrario, los restaurantes, los chiringuitos de la playa, las hamacas, etc han estado mucho más vacíos que otros años. Esto es el resultado de que las familias no tienen para gastar. El problema es que si no consumimos, entonces, las empresas han de producir menos, por lo que requieren menos material, menos personal… Esto se agravará cuando el Banco Central Europeo vuelva a subir los tipos de interés.

Espero equivocarme, pero me temo que de aquí a un par de años, nos vamos a tener que apretar todos el cinturón.

El Impuesto sobre el patrimonio. Dinero B

Hace años pensaba que era un impuesto justo ya que lo veía desde un punto de vista muy idealista y porque no tenía que pagarlo.

Ahora que lo veo más de cerca me parece un impuesto muy injusto. Cuando una persona genera unas rentas paga unos impuestos al hacer la declaración de la renta.

Ahora bien, si ese dinero lo mantiene en un activo que no cambia su valor, ¿por qué ha de volver a pagar al año siguiente por el simple hecho de tener el activo?. Al final está pagando doblemente. Me parece bien que se pague por el incremento patrimonial, pero no por el patrimonio.

Además, lo ahorrado por esa persona está mermando por dos vías: inflación y por el impuesto de patrimonio. ¿Por qué?.

Más sangrante me parece que alguien tenga que pagar impuesto por tener su propia casa. No entiendo por qué alguien ha de pagar impuesto de patrimonio por tener una vivienda en la cual reside.

Ahora entiendo por qué la industria de la construcción mueve mucho dinero B. A la gente con grandes patrimonios les interesa poder invertir en inmuebles que esté infravalorados, por lo que pagan dinero en efectivo.

La bolsa y la formación

Siguiendo el anteriores post, en este quiero hacer una reflexión sobre la bolsa y sobre la educación, para terminar dando un par de consejos.

A lo largo de nuestra vida, intentamos ahorrar para nuestra jubilación, para nuestros hijos, para comprar una casa, etc. Me he dado cuenta de que el ahorro es una parte importante de la vida de cualquier persona, pero nadie nos enseña a hacerlo. Yo he estudiado una ingeniería de 6 años y luego un MBA, y en ninguno de los dos sitios he aprendido a qué hacer con mis propios ahorros (o los de una empresa).

Se supone que los bancos te asesoran sobre esto y te ayudan a invertir en fondos, en fondos de pensiones, seguros o acciones. Pero no siempre ese supuesto asesoramiento es imparcial, ya que muchos bancos y cajas tienen objetivos de ventas y te intentarán vender lo qué más les interese a ellos, no lo que más te interese a ti. Tampoco se suelen tomar el tiempo para analizar en serio nuestro perfil y nuestras expectativas para así crear una cartera que se adapte a nuestras necesidades.

Desde mi modesta experiencia quiero aprovechar a dar un par de recomendaciones:

1. Determina tu perfil de riesgo para así determinar el porcentaje de renta fija y variable.
2. Aprende algo sobre bolsa antes de invertir. Te recomiendo el Manual del Buen bolsista de José Antonio Fernández Hódar.
3. Invierte en valores según su análisis fundamental
4. No inviertas solo cuando tengamos el dinero, sino espera un buen momento ayudándote por un análisis técnico
5. Nunca inviertas en bolsa dinero que creas que vas a necesitar a corto-medio plazo, ya que te puedes ver obligados a vender con grandes pérdidas.

 

Las cuentas remuneradas al 3%

Hasta ahora la renta fija no era aconsejable porque no superaba el IPC, por lo que con los años perdíamos dinero. Pero actualmente la renta fija está superando la subida de los precios así que se está volviendo atractiva, especialmente en momentos donde la evolución de la bolsa no es 100% clara (al menos la española).

Las cuentas remuneradas no son buena inversión a largo plazo ya que con ellas al final perdemos dinero. Aunque son un elemento muy útil para tener el dinero líquido o para esperar un buen momento para invertir en valores.

Para ilustrarlo voy a poner el ejemplo de una cuenta remunerada al 3%. Si invertimos 100, después de un año tendremos 100 + 3%, pero a esto hay que quitarle un 18% de impuestos sobre el 3%. Es decir, al final nos quedan 102,46€, que supone una rentabilidad neta de un 2,46%. Si los precios suben entorno al 2,5%, estamos quedándonos igual o perdiendo algo de patrimonio. Pero dado que nuestra cesta de la compra es diferente a la que se usa para calcular el IPC, es muy probable que nuestro IPC personal mayor al oficial por lo que andaremos perdiendo capacidad de compra.

Este simple cálculo está hecho para las rentas a partir del 2007, hasta 2006 el caso era mucho más desfavorable, ya que este tipo de cuentas tributaban al marginal, luego podíamos estar pagando un 40% de impuestos (frente a un 18%), por lo que la rentabilidad neta que sacábamos a nuestros ahorros podía llegar a ser de un 1,8%, con lo cual cada año perdíamos poder adquisitivo, ya que el IPC era mayor. Por este motivo los bancos aconsejaba invertir en fondos, que si se mantenían más de 2 años, sus beneficios tributaban al 15%.

Mercado de Futuros

Para quien quiera aprender sobre los Futuros, he publicado un artículo escrito por mi prima Ana Fernández Arimany, Directora General del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva.

Mercado de Futuros de Aceite

Es un artículo sencillo que explica bien cómo funcionan los futuros de cualquier mercado, aunque está centrado en el mercado de aceite de oliva.

El Juego de la Bolsa 1

Este es el primer post de 2-3 sobre inversiones y bolsa.

Estamos viendo en los primeros meses del año cómo la bolas hace correcciones bastante fuertes para después recuperarse y seguir subiendo cumpliendo los objetivos alcistas fijados por los expertos.

Los que somos novatos y hemos metido algún ahorrillo en bolsa, nos asustamos cuando vemos que en una semana hemos perdido un 5-10% de nuestra inversión. Pero los analistas dicen que no hay que preocuparse porque son correcciones y la bolsa tiene un objetivo anual alcista. Es más, dicen que si esos ahorros son a largo plazo no hay de qué preocupase, ya que a largo plazo la bolsa siempre sube.

Esto es cierto, pero lo que no te dicen que puedes tardar hasta 10 años en recuperar lo que tenías. Un ejemplo se puede ver con las personas que invirtieron en 2000 y que perdieron más de un 40% de su patrimonio y no lo recuperaron hasta al menos finales de 2006 (si aguantaron las pérdidas y no tenían fuertes inversiones en el sector tecnológico).

evolución ibex

Al final, lo que mucha gente hace es camuflar un error de inversión y lo justifica diciendo que estaba invirtiendo a largo!

Aprovecho para comentar un caso personal mío. Yo tenía una cuenta en dólares cuando apareció el Euro, y hace 4 años necesitaba el dinero para compara una casa. Todos los bancos, y todos los asesores que conozco me dijeron que no lo desinvirtiese, ya que el cambio estaba a 1,1 $/€ y argumentaban que el euro y el dólar se igualaría. Les hice caso por un tiempo y al final vendí a 1,2$/€ perdiendo dinero. Pero me alegro de haber tomado esa decisión, ya que a día de hoy el cambio está a 1,35$/€ y parece que el euro va a seguir apreciándose y seguro no va a tener paridad con el dólar en el medio plazo.

euro dolar